Un Libro Profético
Distribuidores y Librerías
Precio del Libro = 12 Euros

 

                                                         

Comprar el Libro Profético Aquí

Llamada Especial a las Iglesias

¡El Apocalipsis proclama la unidad en la única Iglesia de Cristo!

LAS IGLESIAS HAN DE DESPERTAR Y VER LO QUE EL SEÑOR QUIERE DECIRLES HOY MUY ESPECIALMENTE A ELLAS, EN ESTAS REVELACIONES QUE NOS LLEGAN DESPUES DE CASI DOS MILENIOS DE ESCRITO EL APOCALIPSIS

Nuestra misión es sembrar. Aquí hay una siembra que a Dios nuestro Señor le corresponde regar con su lluvia y hacer crecer para bien de muchos.

El Apocalipsis es un todo. Para ello dice:
Yo advierto a todo el que escuche las palabras  proféticas de este libro: “Si alguno añade algo sobre esto, Dios echará sobre él las plagas que se describen en este libro. Y  si alguno quita algo a las palabras de este libro profético, Dios le quitará su parte en el árbol de la Vida y en la Ciudad Santa, que se describen en este libro”. (Ap.22,19-20).
------------------------------------------------------------------------------
Ninguna de las iglesias es perfecta. Dios anima a cada una:
 
Éfeso: Los desengañados

Esmirna: Los Atribulados

Pérgamo: Los Desorientados

Tiatira: Los Idólatras

Sardes: Los Desanimados

Filadelfia: Los Acomodados

Laodicea: Los Autosuficientes

Incluimos aquí una de ellas, considerada por muchos como la perfecta

--------------------------------------------------------------------
VI Carta a los Acomodados

Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Veraz, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra y cierra y ninguno abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi Palabra y no has negado mi nombre.

He aquí, Yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, Yo haré que vengan y se postren a tus pies y reconozcan que Yo te he amado. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona.

Al que venciere Yo lo haré columna en el templo de mi Dios y nunca más saldrá de aquí, y escribiré sobre él el nombre de mi Dios y el nombre de la Ciudad de mi Dios, la Nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias (Ap.3,7-13).

 

 Habla el Santo, el Veraz, el que tiene la llave de David. Habla de la santidad y de la Verdad,  que habría de llevar a esta iglesia a dar de lo que ha recibido, para que otros también se salven.

 1) Reconoce: su conducta, que ha guardado la Palabra y no ha renegado del nombre de Dios. Es una iglesia fiel.

 2) Reprende: que sea sólo una iglesia replegada, que tiene poca fuerza. Se mantiene pero no se expande, no evangeliza. Y el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre, aquí abre una puerta para que esta iglesia se expanda.

 3) Aconseja: que retenga lo que tiene para que ninguno tome su corona.

 4) Advierte: que le va a entregar algunos de la sinagoga de Satanás, de los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; y que hará que se vayan a postrar delante de los pies de esta iglesia para que sepan que Dios la ama, y así se conviertan. Son los que en las iglesias conservan y defienden las tradiciones. Ésa es una puerta que el Señor abre para que esa iglesia evangelice.

 5) Anima: Él la guardará a la hora de la prueba, que va a venir sobre el mundo entero, para que se sienta fuerte. Es esta hora de confrontación.

6) Recompensa: al vencedor con ponerlo de columna en el Templo de Dios para siempre y el nombre nuevo  (del Cordero) y de “La Nueva Jerusalén”. Es el premio a aquél que fue veraz con la Palabra y su santidad le llevó a evangelizar, y que recibe a semejanza de los doce apóstoles que están representados también como piedras sobre las que se asienta la muralla de “La Nueva Jerusalén”.

7) Avisa: El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.


19(Mt.25,14-30)

20(Ap.21,14)

 

Advertencia

Para poder comprender la misión profética de este libro, que es constructiva como todo lo que viene de Dios, ha de leerse completo.

Cualquier juicio de valor al interpretar sólo estos versículos, sería erróneo.

Este texto continúa en el libro

       

 

Misión Profética del Apocalipsis
Tema I Misión Profética del Apocalipsis
    
La Verdad de las 7 Trompetas del Apoc.
Tema IV La Verdad de las 7 Trompetas del Apocalipsis
    

La Verdad de las Cartas a las 7 Iglesias
Tema II La Verdad de las Cartas a las 7 Iglesias
La Verdad de las 7 Plagas del Apocalipsis
Tema V La Verdad de las 7 Plagas del Apocalipsis
La Gloria Final
Tema VII La Gloria Final
La Verdad de los 7 Sellos del Apocalipsis
Tema III La Verdad de los 7 Sellos del Apocalipsis
La Luz y Caída de la Gran Ciudad
Tema VI La Luz y Caída de la Gran Ciudad
Qué son Estas Revelaciones
Qué son Estas Revelaciones ??

 

                                                               

Ir a Página Principal del Libro