Un Libro Profético
Distribuidores y Librerías
Precio del Libro = 12 Euros

 

                                                          

Comprar el Libro Profético Aquí

Los Cuatro Jinetes

…Cuatro formas diferentes en que podemos conducir nuestra vida aquí. Representan nuestro "cabalgar" a lo largo de toda nuestra vida, en nuestro peregrinaje de retorno al Padre, a nuestro Principio.

Y lo que encontraremos al final según hayamos vivido.

 

El Primer Jinete del Primer Sello

Los Salvados

… Miré y había un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; se le dio una corona, y salió como vencedor, y para seguir venciendo (Ap. 6, 1-2).

El color blanco del primer caballo, refleja la pureza, la vida limpia, del que llega a laPresencia de Dios…

El jinete de este caballo blanco enarbola su arco en un gesto de triunfo…queda como vencedor, y para siempre.

 

El Segundo Jinete del Segundo Sello

Los Violentos

… Entonces salió otro caballo, rojo; al que lo montaba se le concedió quitar de la tierrala paz para que se degollaran unos a otros; se le dio una espada grande (Ap. 6,3-4).

Este segundo caballo, y el tercero y el cuarto, representan a los que no se salvan.

Los que llegan en este caballo color rojo, símbolo de la sangre, de la muerte violenta, simbolizan a todos aquéllos que únicamente les interesó conseguir sus objetivos sin importarleslos demás, hiriendo a otros no sólo en el cuerpo sino en el alma…

Se les concedió quitar la paz tiene su sentido completo, si consideramos que aquí estamos en esta lucha, en la que unos se dejan hacer instrumentos de maldad…

“Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre sino contra principados, contra potestades, contra las dominaciones de este mundo tenebroso, contra los espíritus del mal que están en las alturas” (Ef.6,12 ).

 

El Tercer Jinete del Tercer sello

Los Autosuficientes

Miré entonces y había un caballo negro; el que lo montaba tenía en la mano una balanza y oí como una voz en medio de los cuatro vivientes que decía: “Un litro de trigopor denario, tres litros de cebada por un denario. Pero no causes daño al aceite y al vino”(Ap.6,5-6).

Este caballo negro simboliza un corazón impuro, un corazón de piedra…

Representa a aquéllos que por sus obras creen salvarse, lo tienen todo medido, que es lo que está simbolizando esta balanza

Pero no causes daño al aceite y al vino”.Y esta verdadla había dicho Jesús con estas palabras: “Al que tiene se le dará, y al que no tiene, aún lo que tiene se le quitará”.

Ése es el sentido de: “Pero no causes daño al aceite y al vino”.Jesús mismo dice: “No todo el que diga... Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial. Muchos me dirán aquel Día: Señor, Señor ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces yo les declararé: ¡Jamás os conocí; apartaos de Mí, agentes deiniquidad!”.

¿Qué es lo que no tienen éstos? El Amor que habría de llenar sus obras, el Amor desprendido que no recoge para sí la gloria. Es una actitud equivocada. Es el aviso del ángel a la iglesia de Sardes: “No he encontrado tus obras llenas a los ojos de mi Dios”.O lo que le dice a la iglesia de Éfeso: “Pero tengo contra ti que has perdido tu Amor de antes”…

El gran fallo de los que llegan en este caballonegro es no haber vivido desde un corazón entregado a Dios paraque Dios obrara a través de ellos, ni obrar desde la pureza del corazón, sino por móviles humanos, que les llevó a su propio endiosamiento

 

El Cuarto Jinete del Cuarto Sello

Los Indolentes

Miré entonces y había un caballo verdoso; el que lo montaba se llamaba Muerte y el Hades le seguía. Se les dio poder sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con la espada, con el hambre, con la peste y con las fieras del campo (Ap.6,7-8).

El color verdoso es el símbolo de la muerte, el color de los que aquí parece que viven, pero están muertos por dentro. Son como muertos que se mueven…

Eran como los huesos secos de la visión del profeta.

Fueron todos aquéllos que "cabalgaron" llevados por la pereza, indolentes a su realidad de hijos de Dios, los que dejaban todo para el mañana.

Los que dándole culto al cuerpo y sin mirar en el Espíritu…. "cabalgaron" entregados a los placeres del mundo y de la carne, llevados por la gula, por la lujuria…Y en general, todos éstos son los que se arrastraban por la vida, sin buscar ni vivir en Dios. Son aquéllos a los que el Señor todavía hoy les está diciendo: “Infundiré mi Espíritu en vosotros y viviréis”. La Vida en el espíritu es lo que a éstos les faltó.

Vivieron como muertos, y al final encuentran su medida: la Muerte eterna,y el Hades, que conlleva todos los sufrimientos del espíritu por la carencia de la Vida en Dios. Ellos fueron instrumentos de maldad, y su indolencia contribuyó a la muerte de tantos.

Con la espadaque les traía el conocimiento de la Verdad podían haber cortado toda maldady convertirse, pero no lo hicieron.

Con el hambre de tantos necesitados que habían visto ante sus ojos, podían haber sacudido su pereza, su carnalidad; mirando y socorriendo, podían haber ablandado sus corazones ayudándoles, pero no lo hicieron.

Con la peste, que es el hedor del pecado, el distintivo propio detodo pecado, que no les fue negado, ellos podían haber rechazado la maldad, y luchado en contra de ella, pero no la rechazaron.

Con las fieras del campo, que simboliza la lucha entre los hombres, podían haber reconocido que Dios es un Dios de paz, que Cristo nos trajo la paz, que nos llama ovejas de su rebaño…

…Contribuyeron a que otros imitaran su pasividad, su indolencia o su desenfreno; por eso fueron causa de muerte para otros en su vida aquí -una cuarta parte de la tierra - y en justa medida también en su final reciben:

La Muerte: su medida conforme habían vivido.

El hambre, hambre de la verdadera Vida,porque al hacerse la Verdad de cuanto habrían podido vivir sienten que ya no podrán jamás saciarse.

La peste, el hedor de sus pecados, el rechazo dramático de cuanto habían vivido, porque ya es tarde para ellos.

Las fieras del campo, el quedar a merced de toda la violencia de los que están ya condenados, que son esashuestes de maldad.

Sí, tenían todos ellos un sello que imprimió Dios en su corazón, pero ellos no buscaron en su interior sino que sus ojos miraban hacia el mundo…

 

Advertencia

Para poder comprender la misión profética de este libro, que es constructiva como todo lo que viene de Dios, ha de leerse completo.

Cualquier juicio de valor al interpretar sólo estos versículos, sería erróneo.

Este texto continúa con la lectura del libro

 

Misión Profética del Apocalipsis
Tema I Misión Profética del Apocalipsis
    
La Verdad de las 7 Trompetas del Apoc.
Tema IV La Verdad de las 7 Trompetas del Apocalipsis
    

La Verdad de las Cartas a las 7 Iglesias
Tema II La Verdad de las Cartas a las 7 Iglesias
La Verdad de las 7 Plagas del Apocalipsis
Tema V La Verdad de las 7 Plagas del Apocalipsis
La Gloria Final
Tema VII La Gloria Final
La Verdad de los 7 Sellos del Apocalipsis
Tema III La Verdad de los 7 Sellos del Apocalipsis
La Luz y Caída de la Gran Ciudad
Tema VI La Luz y Caída de la Gran Ciudad
Qué son Estas Revelaciones
Qué son Estas Revelaciones ??

 

                                                               

Ir a Página Principal del Libro